La justicia europea ampara los derechos de los consumidores en relación a las cláusulas suelo

El pasado mes de diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), verdadero poder judicial de naturaleza federal, dictó una sentencia de obligado cumplimiento para España mediante la que obliga a las entidades financieras a devolver con efectos retroactivos todas las cantidades cobradas en exceso por los bancos en virtud de la aplicación de las conocidas como cláusulas suelo.

El TJUE viene así a corregir al Tribunal Supremo español que, si bien ya había declarado nulas las cláusulas suelo, sin embargo había limitado los efectos de dicha nulidad e impedido en la práctica que los consumidores pudieran verse resarcidos de los daños que se les había generado por la inclusión de cláusulas suelo en sus contratos de préstamo hipotecario.

En la Sentencia el TJUE pone de manifiesto que es contrario al derecho comunitario obligar a los consumidores a litigar tanto para obtener la declaración de nulidad de las cláusulas suelo de sus contratos de préstamo hipotecario como para garantizar los efectos inmediatos de dicho pronunciamiento.

Gracias a la legislación europea que se ha aplicado en España se ha incrementado considerablemente el estándar de protección de los consumidores, así como en otros ámbitos como el medio ambiente, la seguridad y calidad alimentaria o la igualdad y la prohibición de discriminación por razón de género.

Esta sentencia confirma, una vez más, que la pertenencia a la Unión Europea y los mecanismos jurisdiccionales existentes otorgan a la ciudadanía de los Estados miembros un eficaz medio para la mayor protección de sus derechos y la mejora de su bienestar.