Juncker emprende la senda federal

El pasado 13 de septiembre de 2017, el presidente de la Comisión Europea ha anunciado ante el Parlamento Europeo un programa avanzado en muchos campos para los próximos doce meses (véase http://europa.eu/rapid/press-release_SPEECH-17-3165_en.htm).

En este sentido, la Unión de Europeístas y Federalistas de España (UEF España) observa con satisfacción que Jean Claude Juncker ha apostado claramente por una profundización de la integración europea en clave federal, avanzando propuestas que venimos defendiendo desde hace años.

En primer lugar,  Juncker se ha mostrado partidario de dos propuestas clave de marcado carácter federalista, a saber, la introducción de una lista transnacional al Parlamento Europeo, y la acumulación de las presidencias de Comisión y Consejo Europeo en la misma persona, eliminando la dualidad actual y reduciendo así el peso relativo de la institución que acoge a los jefes de estado y de gobierno. Como bien dice Juncker “tener un solo presidente reflejaría mejor la verdadera naturaleza de la Unión Europea como una unión de Estados y Ciudadanos”.

En segundo lugar, el presidente de la Comisión ha propuesto que todos los asuntos relacionados con el mercado interior, fiscalidad incluida, y una parte de los asuntos exteriores, pasen a decidirse por mayoría cualificada. En efecto, la unanimidad es paralizante, ineficaz y poco democrática, pues permite el secuestro de la voluntad mayoritaria por parte de una minoría. Este cambio es posible sin reforma de los Tratados, al igual que las reformas citadas más arriba citadas, si bien para aplicar esta pasarela, es preciso que los Estados miembros lo acuerden unánimemente.

En tercer lugar, UEF España toma nota del compromiso con los refugiados, al señalar Juncker que “Europa es y debe continuar siendo un continente de solidaridad donde aquellos que escapan de la persecución pueden encontrar refugio”, y de las promesas de abrir vías legales para los solicitantes de protección internacional, así como el reconocimiento de que Europa necesita recibir inmigrantes económicos por razones demográficas.

Este deber debe concretarse en hacer permanente el sistema de cuotas (el cual expira el 27 de septiembre de 2017), incluyendo para países terceros en coordinación con ACNUR, y en permitir la solicitud de asilo en los países de origen, lo que reducirá el número de personas que arriesgan su vida en la travesía del Mediterráneo.

UEF España no considera en cambio que haya que dedicar más recursos y esfuerzos a aumentar el porcentaje de retornos forzosos de inmigrantes sin papeles, como ha sugerido Juncker, ni que la inmigración legal deba concentrarse en especial en los trabajadores más cualificados, con la reforma de la Carta Azul.

En cuarto lugar, es positiva la propuesta de concretar la idea de la Europa social en la creación de un servicio europeo de inspección laboral, si bien hay que ir más allá, con el establecimiento de derechos sociales comunes, incluyendo el salario mínimo europeo. Compartimos plenamente el llamado a la integración de Bulgaria, Rumanía, y Croacia en el Espacio Schengen.

UEF España acoge también muy positivamente la creación de una Unidad de Inteligencia Europea para el intercambio automático de información sobre terroristas, lo que esencialmente coincide con nuestra propuesta de establecimiento de un “FBI” europeo, así como la atribución de competencias sobre la materia al futuro fiscal europeo (véase https://elpais.com/elpais/2017/09/07/opinion/1504797438_700528.html).

En cuarto a la unión monetaria, Juncker se ha mostrado favorable a reformas de importante calado, incluyendo una dotación presupuestaria específica para la Eurozona, la transformación del Mecanismo Europeo de Estabilidad en un verdadero Fondo Monetario Europeo, y que el Comisario de Asuntos Económicos y Financieros sea el Ministro de Economía y Hacienda del euro y que además presida el Eurogrupo. Es también importante el recordatorio explícito que ha hecho el presidente relativo a que todos los Estados miembros menos dos tienen la obligación de adoptar el euro, así como la creación de un instrumento financiero para apoyar este proceso.

Coincidimos con Juncker en que no hay más Parlamento de la Eurozona que el propio Parlamento Europeo.

UEF España ha echado en falta en el discurso del presidente de la Comisión propuestas relativas a la dimensión cultural de la Unión y al refuerzo de una ciudadanía europea cosmopolita y abierta al resto del mundo, así como un plan de reforma de la gobernanza global en perspectiva federal (reforma del Consejo de Seguridad, Asamblea Parlamentaria de Naciones Unidas, etc.)

Con todo, el presidente de la Comisión ha propuesto un ambicioso programa federal realizable a corto plazo sin reforma de los Tratados. Corresponde ahora a los gobiernos de los Estados miembros superar los reflejos nacionalistas y dar cumplimiento a esta agenda positiva en beneficio de todos los europeos.