Comunicado de UEF España sobre el libro blanco sobre el futuro de la Unión Europea

La Unión de Europeístas y Federalistas de España (UEF España) toma nota de la publicación por parte de la Comisión del Libro Blanco sobre el Futuro de Europa, y en particular celebra que los dos primeros párrafos del documento se refieran explícitamente al Manifiesto de Ventotene, escrito por los federalistas europeos Altiero Spinelli y Ernesto Rossi en 1941, como punto de partida del proceso de construcción europea.

Sin embargo, UEF España considera decepcionante que el Libro Blanco se limite a plantear asépticamente cinco escenarios posibles para la Europa a 27 del 2025, sin decantarse por ninguno ni proponer una visión ambiciosa para alcanzar el ideal de “una unión cada vez más estrecha”.

La Comisión es el gobierno de la Unión, por lo que debe contar con una alternativa política, que en nuestra opinión solo puede ser el salto federal que se contempla en el quinto escenario, con la posibilidad de establecer un grupo de vanguardia, entorno a la Eurozona, lo que respondería al tercer escenario. No son concebibles los escenarios  1 (seguir como hasta ahora), 2 (renacionalizar competencias y dedicarse solo al mercado interior) o 4 (devolver a los Estados unas competencias y asumir otras, en particular en inmigración y seguridad).

Por tanto, reclamamos a los 27 jefes de estado y de gobierno que, con ocasión del 60 aniversario del Tratado de Roma, asuman la plena federalización del proyecto europeo como respuesta a las incapacidad de los Estados-nación de hacer frente a la era de la globalización del capital, la información y las migraciones, la salida del Reino Unido de la Unión, y las amenazas a Europa que representan la Rusia de Putin y los Estados Unidos de Trump.

En particular, es preciso poner en marcha la Europa Política (re-equilibrio institucional en favor del Parlamento Europeo frente al Consejo), la Europa de la Defensa, la Europa Social (marco europeo de salarios mínimos y de protección social), la Europa de la Cultura (promoción del legado común, educación para la ciudadanía europea), y la Europa de la Diversidad (aplicación de las cuotas de refugiados, gestión común de la inmigración y el asilo), además completar la Europa del Euro con un pilar fiscal y financiero (presupuesto de la Eurozona y Eurobonos).